Gazpacho en ensalada

Este curioso gazpacho es una de esas ensaladas de verano que ya se oficiaba en casa de mis abuelos allá por los años 40, y que por consiguiente se continuó preparándose en casa de mis padres y luego en la de los hijos. Sabemos de su existencia desde que tenemos uso de razón, y aunque mi madre no hace a menudo este gazpacho, guardamos un grato recuerdo del mismo por su originalidad, y su corte cien por cien veraniego. Le hemos llamado desde siempre gazpacho en ensalada, gazpacho con hielo, sopa de gazpacho, gazpacho rústico, o de forma errónea gazpacho extremeño (que se parece poco al oriundo). ¿Qué es lo que le hace distinto a este gazpacho del tradicional además de la presentación?, pues evidentemente ese sabor a pimentón de la Vera, combinando a las mil maravillas con las guarniciones, el hielo (el aporte importante agua del mismo) y ese pan remojado que es una delicia. Tomar nota de la receta, porque os va a gustar la idea, y si sois amantes de los sabores tradicionales, el plato os va a encantar. Eso sí, tomarlo siempre bien frío, y disfrutarlo un día caluroso de este verano, es muy refrescante.

Es curioso, pero nosotros a veces solíamos echar una pizca de pimentón de la Vera al gazpacho tradicional de toda la vida, y lo hacíamos por dos razones; una darle un poco de tono rojizo extra sobre todo cuando los tomates no estaban muy colorados (esto ya no ocurre). Y otra era otorgarle un regusto final mínimo a pimentón que a nosotros nos encanta, pero siempre sin abusar, lo que es una punta de una cuchara. Esto ya se lo veíamos hacer a mi abuela materna en vida.

Pues esta ensalada hacía tiempo que no la preparábamos, y como hace poco fui a comer a casa de mi madre con el equipo, le comenté que lo preparáramos de nuevo para fotografiarlo. Así que allí, en su casa lo hicimos, y el resultado es el que veis. Más fácil imposible. ¿Os atrevéis a sorprender a los vuestros con este plato?.

Los ingredientes para 4 personas son, 2 tomates grandes, 1/3 pimiento verde grande, 1/3 pimiento rojo grande, 1 cebolleta, 1 pepino pequeño, 2 bollitos de pan, 1-2 dientes de ajo, aceite de oliva virgen extra (AOVE), vinagre, 1 cdta. de cominos, 1/2 cdta de pimentón dulce de la Vera y sal.

Mirar que fácil se prepara. Se machaca el ajo pelado, la sal y los cominos en un mortero.

El majao se rebaña con algo de vinagre (luego rectificaremos) y se echa en el fondo de una ensaladera.

Ahora echaremos el pimentón de la Vera y removeremos.

Vamos cortando la verdura una vez limpia en trozos muy menudos, lo iremos depositando en el recipiente final.

Removeremos todo junto con algo de AOVE y sal..

..y lo rellenaremos de agua helada (importante). Pero más importante aún es no pasarse de agua, que cubra y un poco más, porque luego se añade hielo y podemos aguar el asunto pese a llevar pan. Una vez hidratada la ensalada remover y probarla de vinagre, aceite de oliva virge extra y sal. Dejarla algo fuertecilla, que el agua hará el resto.

Faltaría por último echar el pan en trozos menudos. Esto lo haremos al final. Sumergirlos bien.

Meterla dentro de la nevera durante al menos tres horas y tapada con papel film de cocina. Imprescindible tomarla muy fría, casi helada. Al servir echar algo más de hielo (poco) si éste ha desaparecido, normalmente no ocurre, pero si pasara, ya lo sabéis. Nosotros a la hora de tomarla, a cada cucharada vamos removiendo el gazpacho para que el hielo refresque aún más la ensalada.

Fuente: Gazpacho en ensalalada

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s