La salmonela sobrevive en el medio ambiente

ZZ1573A9EF.jpg

La Salmonela es un microorganismo que puede contaminar prácticamente cualquier tipo de alimento, causando diarrea, dolor abdominal y fiebre. Los científicos saben que la Salmonela (que también causa fiebre tifoidea) ha desarrollado, gracias a su evolución, mecanismos únicos para evitar que el sistema inmunitario del cuerpo funcione con eficacia, pero hasta ahora no se había podido averiguar cómo el microorganismo se las arregla para sobrevivir tan exitosamente en el entorno.

La Salmonela ha conseguido hallar un modo de sobrevivir eficazmente en el medio ambiente, y de tener acceso a nuestros alimentos, con el resultado de que causa enfermedad de un modo difícil de evitar.

El Dr. Paul Wigley y sus colaboradores en la Universidad de Liverpool y en el Instituto para la Salud Animal, han demostrado que la Salmonela emplea un sistema secretor para protegerse a sí misma en el interior de amebas (organismos unicelulares que viven en la tierra y en el agua). Los resultados del estudio sugieren que las amebas pueden ser un importante vehículo para la Salmonela en el ambiente, y desempeñar por ello un papel significativo en la transmisión de salmonelosis hacia los seres humanos y otros animales.

La Salmonela emplea un sistema, llamado SP12 tipo III, que actúa como una máquina bacteriana dentro de los organismos y provoca enfermedades en los seres humanos, en los animales e incluso en los vegetales. El sistema emplea un mecanismo similar a una jeringuilla para inyectar a las bacterias hacia el interior de las células que normalmente liberan compuestos para limpiar el cuerpo de sustancias dañinas. Este sistema cambia la estructura de las células y evita que estos compuestos entren en contacto con los patógenos y los destruyan.

Su capacidad de sobrevivir en las amebas es una enorme ventaja para su desarrollo continuo, ya que así puede hacerse más resistente a los desinfectantes y a los procesos de tratamiento del agua. Esto significa que los científicos necesitan trabajar hacia la obtención de métodos con los que poder controlar las amebas presentes en el agua suministrada a los animales, y con los que evitar que éstas actúen como “Caballos de Troya” para la Salmonela y para otros patógenos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s