Liberan a un preso porque era obeso y no entraba en su celda

En la cárcel de Montreal tuvieron que enviar a su casa a un pandillero de 205 kilos porque no cabía en las sillas y su cuerpo sobresalía de la cama

Esta vez, la gordura le jugó a favor. Es que un preso demasiado obeso fue liberado por las autoridades de la cárcel de Montreal

Big Mike“, un pandillero que pesa 205 kilos, fue arrestado en septiembre del 2006 y condenado a cinco años. Pero apenas si llegó a dos años de reclusión.

Las autoridades explicaron que debido al volumen de su cuerpo, no había silla que pudiera servirle en la prisión.

Según versiones, otras dos instituciones carcelarias habían rechazado al recluso por sus características.

“Voy a tener una buena cama y una silla en la que me pueda sentar”, se alegró Michel Lapointe, conocido popularmente como Big Mike. “Quiero una vida normal”, aseguró.

“Hice algunas estupideces y pagué por ellas”, aseguró el hombre, de 37 años.

XXXLimagen Liberan a un preso porque era obeso y no entraba en su celda

separador

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s