Las personas con ictus pueden sufrir otro nuevamente

En España la frecuencia y repercusión del ictus o hemorragia cerebral son alarmantes ya que constituye la primera causa de muerte en mujeres y la segunda, en varones. Asimismo, es la primera causa de discapacidad grave en el adulto. Y sin embargo es una enfermedad neurológica que se conoce poco en España.

Con la frecuencia que se presentan los ictus, todos podemos estar expuestos, sobre todo a medida que envejecemos. Hay algunas personas que están más expuestas que otras y son aquellas que tienen factores de riesgo cardiovascular, sobre todo, la hipertensión, que son diabéticos o aquellos que tiene ciertos tipos de arritmias como la fibrilación auricular y aquellas personas que son fumadores, que tienen un riesgo muy elevado. Las drogas, anfetaminas y cocaína, aumentan el riesgo en personas jóvenes.

Los síntomas son, a veces, complicados de entender porque el cerebro es una máquina muy compleja y no en todas partes cuando se afecta, da la cara. Muchas veces, el paciente no lo reconoce y acude al médico por otro motivo; incluso los trae la familia porque están un poco raros.

Un ictus es la falta de riego sanguíneo de una parte de nuestro cerebro que provocan una serie de síntomas que dependen de que parte se afecte y se considera un ictus cuando los síntomas permanecen más de 24 horas.

Hay varios tipos de ictus; los ictus isquémicos cuando se estrechan las arterias y no pasa la sangre; las embolias, que suelen ser de origen cardíaco, que es un coagulo de sangre que toca en una parte del cerebro y después están las hemorragias cerebrales, que son un tipo de ictus especial, que no son muy frecuentes.

Hay una serie de síntomas como no poder expresarse o hablar bien, perder fuerza en una extremidad o tener un dolor de cabeza que no es el habitual. En estos casos, hay que acudir rápidamente al médico.

El médico de familia establece el diagnóstico de sospecha y una vez establecido,si se ha producido en las últimas 3 horas, se activa el código ictus; se ponen en marcha unos sistemas para poder llegar a la mayor rapidez a la unidad de ictus, donde se le podrá aplicar un tratamiento precoz.

Las personas que han padecido un accidente isquémico transitorio tienen muchas probabilidades de repetir ese ictus e incluso de que el cuadro sea más fuerte. Cuanto antes se llega, antes se puede empezar a disolver esos coagulos que se producen, a abrir las arterias que están cegadas y disminuir el daño.

Las personas que ya han padecido un ictus deben ser más conscientes en el control de la tensión arterial, de la diabetes o del colesterol y no deben fallar en tomar la medicación.

XXXLimagen Las personas que han padecido un accidente isquémico transitorio tienen muchas probabilidades de repetir ese ictus

separador

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s