No hay evidencias de que la gente deba beber mucha agua

Una revisión reciente sobre lo que se conoce acerca de los efectos de beber agua sobre la salud revela que la mayoría de los supuestos beneficios de consumirla en abundancia no están respaldados por evidencias sólidas. Los resultados parecen indicar que la mayoría de la gente no necesita preocuparse por la recomendación de beber al menos 2 litros de agua potable al día.

Muy poca investigación ha evaluado la forma en que la salud individual se ve afectada por beber una cantidad extra de líquido. Los expertos han afirmado que la ingestión de agua es útil para muchas cosas, desde eliminar toxinas y mantener los órganos sanos, hasta combatir el aumento de peso y mejorar el tono de la piel.

Para investigar la verdad de los beneficios de beber agua, Dan Negoianu y Stanley Goldfarb, de la Universidad de Pensilvania, en Filadelfia, examinaron los estudios clínicos publicados sobre el tema. Encontraron pruebas sólidas de que las personas en climas cálidos y secos, así como los atletas, tienen una mayor necesidad de agua. Además, las personas con ciertas enfermedades se benefician de una mayor ingesta de líquidos.

Pero no existen en realidad datos para individuos normales sanos. Además, ningún estudio indica que la gente necesite tomar la cantidad recomendada de 2 litros de agua diarios. De hecho, no está claro de dónde se origina esta recomendación.

Esta exploración de la literatura científica incluye un vistazo a los estudios relacionados con la noción de que el aumento de la ingesta de agua mejora la función renal y ayuda a eliminar toxinas. Una amplia variedad de estudios revela que el agua potable tiene un impacto en la eliminación de varias sustancias por el riñón, incluyendo sodio y urea. Sin embargo, estos estudios no indican ningún tipo de beneficio clínico que pudiera derivar de ello.

Otros trabajos tratan acerca de los efectos del agua sobre el funcionamiento de los órganos, e indican que el agua retenida en el organismo es variable y depende de la rapidez con la que se ingiere. Si se ingiere en un tiempo muy corto, es más probable que se expulse fuera, mientras que si se bebe repartida en un periodo de tiempo largo, tiende a ser retenida en el cuerpo. Sin embargo, los estudios no han documentado ningún tipo de beneficio para los órganos por un aumento de la ingesta de agua.

[From No hay evidencias incuestionables de que la gente sana deba beber mucha agua]

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s