Diabetes rebaja la sexualidad

“Este problema sexual es muy frecuente. Afecta a la mitad de los hombres a partir de los 40 años,y aumenta de frecuencia con la edad. Múltiples causas se asocian a ello, un 70% son de origen físico y un 30% psicológicas. La incidencia de esta disfunción en hombres diabeticos es de 2 a 5 veces más alta que la media general

La diabetes impacta la función eréctil a tal punto que 1 de cada 2 diabéticos presenta problemas de disfunción al cabo de 10 años de diagnosticarle la enfermedad. Pese a la frecuencia de esta alteración y al efecto que tiene sobre la calidad de vida, no es, sin embargo, común que médicos y pacientes planteen el problema en las consultas.

La disfunción eréctil constituye un problema que no se consulta en la medida que sería deseable debido al pudor y a la falsa creencia de que son trastornos ligados de manera irreversible de la edad, según explican los expertos.

Numerosos estudios demuestran una clara relación entre calidad de vida y vida sexual satisfactoria, en algunos, incluso se asocia ésta última a una mayor longevidad. En consecuencia, es cada vez más habitual que el personal sanitario tome conciencia sobre la importancia que es abordar las cuestiones sexuales con los pacientes en las consultas del sistema público.

Dada la alta frecuencia de trastornos, fácilmente curables, que repercuten en la calidad de vida general del afectado, cabe destacar que la situación mejorará si se logra terminar con la separación o distancia habitual entre sexo y salud, lo cual es algo que lleva a que muchas personas con trastornos sexuales no reconozcan en su relación alguna enfermedad que pudieran estar padeciendo.

Algunos pacientes son conscientes de que su condición de diabéticos acabará a largo plazo teniendo algún efecto en el plano sexual pero estos pensamientos generan temores, inquietudes y finalmente un estado de ansiedad que empeorara el problema.

El pronóstico de ello empeorará a medida que el paciente acumule factores de riesgo sumados a la diabetes como son la hipertensión arterial, el colesterol elevado, el tabaquismo o la arterioesclerosis múltiple .

Los factores emocionales que afectan a la vida sexual, contando los problemas interpersonales como los de pareja o falta de confianza y comunicación (psicológicos del individuo: depresión, miedos y culpa, traumas, otros) también pueden influir en las causas de esta afección, menciona el especialista.

Otros factores son las lesiones de espalda, hiperplasia prostática benigna, problemas de riego sanguíneo, daños nerviosos (como heridas en la médula espinal), y diversas enfermedades como la neuropatía diabética, la esclerosis múltiple, los tumores y raramente la sífilis terciaria.

Tanto la diabetes como la disfunción eréctil están asociadas con una importante pérdida en la calidad de vida y debe ser tratada adecuadamente, por ello usted debe obtener un consejo médico profesional antes de auto medicarse o buscar otras soluciones.

Los tratamientos actualmente disponibles no resuelven todos los problemas orgánicos. Tampoco aquellos correspondiente a las relaciones humanas y no hay duda de que el cerebro es el órgano sexual más importante

Los hombres con diabetes tienen una probabilidad dos veces mayor de sufrir disfunción eréctil que la de los hombres sin diabetes. Las mujeres con diabetes, por su parte, tienen una probabilidad dos veces mayor de experimentar alguna disfunción sexual que la de las mujeres sin diabetes.

Es importante mantener el mejor control posible de la diabetes como prevención de las disfunciones sexuales sin caer en el error de esconder la cabeza pensando: ‘Yo no tengo problemas’ pues los niveles altos de glucemia pueden ir dañando los nervios y vasos sanguíneos, pudiendo afectar y alterar la actividad sexual de la persona. La existencia o aparición de alguna disfunción sexual puede tener consecuencias psicológicas negativas, que agravan aún más la problemática

Los problemas que causan la impotencia física se pueden reducir al mínimo mediante un control estricto de la diabetes, . Siga la dieta, medicación y rutina de ejercicios recomendados por su médico o diabetólogo.

Si el problema es de origen psicológico, es probable que el médico recomiende la consulta con un psicólogo, psiquiatra o terapeuta sexual. La psicoterapia también puede recomendarse como parte del tratamiento de la impotencia física.

(Via Diabetes impacta la función eréctil)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s