Relación entre la dieta y dentadura

iuryqpoeuir.jpgPor primera vez, unos antropólogos han medido las propiedades mecánicas de los alimentos consumidos por los orangutanes y chimpancés en estado salvaje, para comprobar las suposiciones sobre el vínculo entre la dieta y la dentadura de los primates.

Los resultados de su investigación confirman lo que los científicos habían supuesto y proporcionan los primeros datos que establecen la correlación de las gruesas capas de esmalte de los orangutanes con una dieta de alimentos duros. Los resultados tienen implicaciones importantes en los estudios sobre la dieta de los primeros ancestros humanos, porque los antropólogos ya se habían percatado desde hace tiempo de la similitud entre la dentadura de los homínidos y la de los orangutanes, las cuales parecen haber evolucionado de manera independiente hacia dientes con una gruesa capa de esmalte y bien adaptados al consumo de alimentos duros.

El nuevo estudio establece una correlación entre las diferencias presentes en las dentaduras de los chimpancés y de los orangutanes, y las diferencias presentes en sus dietas.

Los orangutanes tienen una gruesa capa de esmalte en su dentadura y crestas a lo largo de las cuencas de sus molares, en comparación con los chimpancés, que tienen una capa de esmalte mucho más fina.

Los investigadores han especulado durante años sobre la función de esta morfología divergente, pero nunca nadie había medido las propiedades mecánicas de los alimentos que consumen estos animales cuando viven en libertad.

Trabajando sobre el terreno, la investigadora Erin Vogel y su colaborador Nathaniel J. Dominy, ambos de la Universidad de California en Santa Cruz, examinaron sistemáticamente los alimentos consumidos por los orangutanes y los chimpancés, teniendo en cuenta su dureza y su consistencia. Su análisis ha desvelado los rasgos distintivos que establecen la correlación con las diferencias morfológicas de las dentaduras de ambas especies.

Aunque los orangutanes y los chimpancés prefieren comer frutas maduras, buscan otras fuentes de sustento cuando la fruta no está disponible. Esos alimentos secundarios varían considerablemente y de maneras tales que podrían explicar por qué sus dentaduras evolucionaron de modos tan diferentes.

Los resultados de esta investigación son importantes a la hora de inferir la dieta de los primeros ancestros humanos, y proporcionan datos comparativos de gran valor para que los investigadores exploren las dietas de los homínidos. Los investigadores saben que los primeros ancestros humanos tenían una capa de esmalte más gruesa, así como mandíbulas muy robustas, y, según indica este estudio, podían haber sido adaptaciones para comer alimentos más duros, incluyendo partes subterráneas de vegetales.

Fuente: Confirman en chimpancés y orangutanes una relación entre la dieta y el tipo de dentadura]

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s