EPIDEMIA DE OBESIDAD

La prevalencia de esta enfermedad en España entre los menores de entre 6 y 13 años se ha doblado durante los últimos 20 años.

Lo dijo por vez primera Jay Olshansky, experto en Salud Pública de la Universidad de Illinois en Chicago, y lo han recordado esta mañana los autores del estudio Alimentación, consumo y salud, de la Fundación la Caixa: nuestros hijos serán probablemente la primera generación que viva menos que sus padres.
Es el mensaje que nadie quiere oír, pero lo cierto es que el sobrepeso y los malos hábitos alimentarios están elevando factores de riesgo como el azúcar o el colesterol y disparando las enfermedades crónicas asociadas, como la diabetes, entre los adolescentes. La conclusión de este hecho es que estos trastornos que ahora sufren en mayor medida las personas adultas acortarán inevitablemente sus vidas.
En el estudio de la Fundación la Caixa se advierte de la dificultad de compatibilizar los hábitos de vida modernos con una alimentación sana. Y es que parece que la sociedad española no ha sabido adaptarse bien del periodo de carencias alimentarias a la actual sobreabundancia de calorías.
Este problema de abundancia alimentaria es el que tira alarmantemente de la obesidad infantil y juvenil, así como de otras patologías asociadas a la nutrición como la anorexia, la bulimia o la ortorexia. La prevalencia de esta enfermedad en España entre los menores de entre 6 y 13 años se ha doblado durante los últimos 20 años.
La información tampoco está jugando el papel que se le presupone, según los expertos, porque los ciudadanos están “desconcertados ante la proliferación de recomendaciones y consejos alimentarios”.
Nutrigenómica Aunque no se ha corregido la trayectoria las sociedades occidentales están ya asimilando un nuevo concepto después de los alimentos medicinales: las dietas individualizadas con base nutrigenómica. Esta nueva disciplina estudia la relación molecular entre el estímulo nutricional y la respuesta de los genes para apuntar a dietas individualizadas que partan de la evidencia de que, con los mismos alimentos, unas personas alcanzan sobrepeso y desarrollar enfermedades cardiacas o alergias, mientras que otras no las desarrollan.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s