Descubren un interruptor quimico para los ritmos circadianos

200802110303.jpgUnos investigadores de la Universidad de California en Irvine han identificado el interruptor químico que activa el mecanismo regulador genético de nuestro reloj biológico interno.

El hallazgo, que revela la información más específica hasta la fecha sobre los ritmos circadianos del cuerpo, identifica un claro blanco para nuevos fármacos que puedan tratar los trastornos del sueño y muchas otras enfermedades relacionadas.

Paolo Sassone-Corsi, profesor y catedrático de farmacología, constató que un único aminoácido activa a los genes que regulan los ritmos circadianos. Los aminoácidos son los bloques constituyentes de las proteínas, y Sassone-Corsi se sorprendió de encontrar que tan sólo se requiere uno para activar el mecanismo del reloj corporal, sobre todo cuando hay genes tan complejos involucrados en el mismo.

Dado que la acción desencadenante es tan específica, éste parece ser un caso de blanco perfecto para compuestos que puedan regular esa actividad.

Los ritmos circadianos son los sistemas internos de control del tiempo en el cuerpo, los cuales se anticipan a los cambios ambientales y se adaptan a la hora apropiada del día.

Ellos regulan muchas de las funciones corporales, desde las pautas del sueño y el control hormonal, hasta aspectos metabólicos y conductuales. Entre un 10 y un 15 por ciento de los genes humanos están regulados por los ritmos circadianos. La alteración de estos ritmos puede influenciar profundamente en la salud humana, y estas alteraciones se han podido relacionar con el insomnio, la depresión, enfermedades cardiacas, cáncer y dolencias neurodegenerativas.

El gen CLOCK (reloj) y su compañero BMAL1 activan los ritmos circadianos. Sassone-Corsi y su equipo de investigación descubrieron en 2006 que CLOCK funciona como una enzima que modifica a la cromatina.

En el actual estudio, el equipo de Sassone-Corsi averiguó que un aminoácido, en la proteína BMAL1, sufre una modificación que activa a la cadena genética de eventos involucrados en los ritmos circadianos.

Sassone-Corsi acota que si esta modificación en el aminoácido se ve perturbada de alguna manera, el mecanismo de “encendido” puede quedar anulado, lo que podría ser la causa genética de enfermedades relacionadas con el ritmo circadiano. Actualmente, Sassone-Corsi está probando anticuerpos que puedan afectar a esta actividad del aminoácido en BMAL1.

XXXLimagenDescubren un interruptor quimico para los ritmos circadianos

separador

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s