La retinopatia en los diabeticos

Entre los problemas y enfermedades visuales derivadas de la diabetes, ademas de la ceguera total podemos encontrar otros estados intermedios preocupantes que enumeramos a continuacion, pues mas vale saberlo y prevenirlo que vivir en la ignorancia y luego lamentarlo

Primera Fase

RETINOPATÍA NO PROLIFERATIVA

XXXLimagenEsta condición ha sido frecuentemente subdividida en dos fases, la fase “de fondo” y la preproliferativa. Sus manifestaciones son las siguientes:

Microaneurismas : son lesiones redondas intraretinales de un tamaño comprendido entre 10 y 100 micras, de color rojo y ocasionalmente blanco, que pueden estar asociadas a hemorragias intraretinales y/o engrosamiento de la retina.

Se observan con mayor frecuencia en el polo posterior del ojo, especialmente en el área temporal a la mácula.
Se sitúan a cualquier nivel de la membrana retinal entre las redes capilares superficial y profunda. Las porciones capilares adyacentes a los microaneurismas pueden estar ocluídas
El número de microaneurismas es un importante parámetro para evaluar el riesgo de la progresión a la retinopatía proliferativa.

Exudados duros : consisten en agregados de proteínas plasmáticas. Son de color blanco o blanco amarillento. Aparecen muy tempranamente y se localizan en cualquier parte de la retina. Son significativos cuando comienzan a acumularse en la mácula formando anillos, estrellas o placas compactas. No son formaciones estáticas y unos pueden absorberse en unos meses mientras que otros empiezan a aparecer.

Los exudados duros se diagnostican oftalmológicamente, en particular si se toman fotografías con filtros verdes

Hemorragias intraretinianas : se producen por rotura de los microaneurismas o de los capilares. Las hemorragias intraretinales son indicativas de la retinopatía no proliferativa. Pueden ser profundas y pequeñas localizadas en las capas medias y de forma redonda, o superficiales con forma de llama, localizadas dentro de la capa nerviosa del nervio retinal, con estrías que siguen la dirección de las fibras nerviosas.
Las hemorragias en racimo son mayores y más oscuras y se localizan entre los plexos capilares superficial y profundo de la retina.
Al aumentar el número de hemorragías y/o microauneurismas aumenta el riesgo de una progresión hacia una retinopatía proliferativa.

Segunda Fase

RETINOPATÍA PRE-PROLIFERATIVA

Aunque las lesiones señaladas anteriormente se observan en un gradiente de severidad y no predicen necesariamente que un paciente vaya o no a desarrollar una retinopatía proliferativa, se han identificado algunas características indicativas de que existe un cierto riesgo y, por tanto, de que el paciente debe ser remitido a un especialista

Tercera Fase

RETINOPATÍA PROLIFERATIVA

XXXLimagenLa retinopatía proliferativa surge cuando se estimula la proliferación de células endoteliales vasculares retinales por factores de crecimiento estimulados por la retina isquémica.
Un tejido fibroso de soporte, provoca un desprendimiento parcial del gel vítreo de la retina o una tracción sobre los mismos neovasos. La ruptura de estos vasos produce hemorragías (hemorragias de vítreo) o en el espacio pre-retinal (hemorragias pre-retinales o retrohialoideas).

Según el área donde aparece la neovascularización, esta puede ser:

Neovascularización retinal: los nuevos vasos aparecen como una fina red de capilares que se ramifican, usualmente a partir de una bifurcación venosa. A menudo tienen el aspecto de una tela de araña y cubren los vasos retinales. Pueden estar asociados a hemorragias pre-retinales o vítreas.

Entre el 20 y el 30% de los pacientes con neovascularización limitada a los vasos retinales progresarán hacia una neovascularización del disco óptico si no se toman medidas oportunas. y experimentarán una pérdida significativa de agudeza visual.

Neovascularización del disco óptico: Puede estar asociada a hemorragias pre-retinales y vítreas y suelen observarse zonas retinales de severa isquemia . La neovascularización del disco óptico está asociada a una pérdida significativa de visión. La fotocoagulación reduce a la mitad la incidencia de la pérdida severa de visión

XXXLimagenProliferación fibrosa: asociada a la neovascularización aparece la proliferación fibrosa, visible como un tejido blancuzco, con estrías longitudinales y vascularizado de forma variable . Este tejido muestra una tendencia a contraerse, lo que ocasiona la ruptura de los frágiles neovasos con las correspondientes hemorragias. La tracción de las bandas fibrosas situadas entre el vítreo y la retina ocasiona desprendimiento de retina y otros eventos característicos de la retinopatía diabética avanzada

Cuarta Fase

RETINOPATÍA DIABETICA AVANZADA

XXXLimagenComo consecuencia de la neovascularización de la superficie posterior del vítreo acompañada de la migración de macrófagos y de células gliales, se forman grandes adhesiones fibrosas entre la retina y el vítreo. Las fuerzas de tracción de estas placas fibrosas pueden ocasionar el desprendimiento de la retina, con ruptura de vasos de la superficie que originan hemorragias vitreas o preretinales, y en último término, el glaucoma por obstrucción del drenaje del humor acuoso. También suelen aparecer cataratas.

Hemorragias pre-retinales (retrohialoides): La sangre queda atrapada entre la retina y la hialoides posterior desprendida, con una tendencia a sedimentar y formar manchas horizontales en forma de nave. Si una de estas hemorragias oscurece la mácula, la pérdida de visión pueden ser importante.

Las hemorragias pre-retinales (y algunas vítreas) se producen después de episodios agudos de hipoglucemia

Hemorragias vítreas: Las hemorragías vítreas suponen una neovascularización extraretinal y la presencia de retinopatía proliferativa. Si son severas, pueden oscurecer la mayor parte del fundus. . Cuando la hemorragia vítrea persiste, puede ser necesaria la vitrectomía, en particular en los diabéticos insulino-dependientes.

Desprendimientos de retina: Los desprendimientos traccionales de la retina son lesiones relativamente localizadas y si se limitan a las zonas periféricas no afectan la visión. Sin embargo, si la mácula está implicada, puede haber una importante pérdida de visión.

Glaucoma neovascular: Se observa como una red de capilared que se extiende periféricamente desde el margen de la pupila. Cuando estos neovasos obstruyen los canales de drenaje del humor acuoso, la producción de fluídos acuosos tiende a incrementar la presión intraocular. La córnea se vuelve edematosa, se observa dolor en los ojos y la visión se deteriora rápidamente.

El glaucoma neovascular es de díficil tratamiento

Quinta Fase

MACULOPATIA o EDEMA MACULAR

XXXLimagenGeneralmente, la maculopatía consiste en lesiones focales, difusas, isquémicas o mixtas de la macula. Se debe a la ruptura de microaneurismas o capilares dilatados con la siguiente acumulación de fluídos que resulta en un engrosamiento retinal localizado

Cuando las fugas microvasculares se extienden más ampliamente, la mácula aparece engrosada de forma más difusa con pérdida del reflejo foveal a la luz. La agudeza visual puede estar bastante reducida
Cuando los exudados recubren la fóvea se produce una pérdida de agudeza visual.

XXXLimagenRETINOPATIA DIABETICA

separador


Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s